La Comisión por la Memoria de La Costa llevó adelante en Mar de Ajó la jornada cultural “La costa libre de Genocidas” en el domicilio que el Tribunal Oral Federal 6 le autorizó al apropiador de bebés Norberto Bianco para pasar sus vacaciones. La madre de Plaza de Mayo Nora Cortiñas aseguró que compartieron con los vecinos el “rechazo a este paso que da la justicia, impulsado desde luego por el propio Gobierno, que son compinches y cómplices de estas decisiones que ofenden al pueblo”.

Organizaciones de derechos humanos, organizaciones políticas y sociales se concentraron en la calle Javier Rosas 223 de Mar de Ajó, para repudiar la presencia del represor que participó de la apropiación de bebés en la maternidad que funcionó durante la última dictadura cívico militar en el ex centro clandestino de detención que funcionó en Campo de Mayo. “La única casa para un genocida es la cárcel” fue la consigna de la actividad.

En diálogo con Ahora y siempre, Nora Cortiñas dijo: “Vamos a repudiar con toda nuestra fuerza una especie de libertad encubierta de este genocida, este apropiador de bebés”, afirmó sobre la decisión del Tribunal Oral Federal 6 de otorgarle el beneficio de vacacionar en la playa.