Compartir

Organismos de derechos humanos, agrupaciones políticas y sindicales convocaron a marchar el sábado a las seis de la tarde desde los tribunales de Mar del Plata hasta la Rambla de la ciudad para repudiar el beneficio de prisión domiciliaria otorgado al genocida Miguel Osvaldo Etchecolatz en el Bosque Peralta Ramos. “Lo que ocurre ahora es con vientos de la política”, evaluó Emilce Moler, sobreviviente de la Noche de los Lápices, que fue víctima del torturador durante la última dictadura cívico militar.

Para Moler, el oficialismo está “envalentonado” después de las elecciones y realiza “provocaciones simbólicas”. “Pero con nuestras herramientas, siempre en paz y pidiendo justicia nos manifestamos dentro del marco de la democracia”, aseguró.

“En este momento comete el delito del ocultamiento de los cuerpos, él sabe el destino final de cientos de desaparecidos y no lo dice”, resaltó sobre los delitos de lesa humanidad perpetrados por Etchecolatz, y agregó: “Tampoco dice dónde están los nietos apropiados, jóvenes de 40 años no pueden saber su identidad, eso es ahora, no es pasado”.

Mañana a las seis de la tarde en Luro y Santiago del Estero comenzará la concentración que culminará en la Rambla para manifestarse en contra de esta decisión judicial. “Hay un pueblo que no está de acuerdo con su presencia”, sostuvo y comentó que con un genocida en las calles, la ciudad es “cada vez menos felíz”.

 

Pasó en Caput