Compartir

Veinte trabajadores fueron echados el martes por la mañana en la fábrica de envases Del Plata de Palomar. Los trabajadores se enteraron de su situación al querer ingresar a la planta. El delegado de la UOM, Agustín Colovos, remarcó que se trata de una maniobra de “disciplinamiento”. La fábrica está tomada por tiempo indeterminado y la policía rodeó la zona.

“Hace meses resistimos intentos de flexibilización laboral, no es un tema de falta de trabajo”, aseguró sobre la situación de la empresa en la que trabajan 400 personas.

“La patronal a las 6 de la mañana no dejó ingresar a 20 compañeros, la policía tenía un listado de nombres y la guardia de infantería rodeó la planta”, relató Colombo y calificó a la situación como “una postal de época”.

Pasó en Caput