Compartir

Carlos Rozanski aseguró que la prisión domiciliaria a Miguel Osvaldo Etchecolatzse veía venir”, dado que “es parte del clima que se vive”. El exjuez federal sostuvo que “a esta medida, que se le quiere dar una cobertura humanitaria, en realidad también es un mensaje a la sociedad”.

Para Rozanski, Etchecolatz “es una figura emblemática. En total le aplicamos cinco condenas y es emblemático por la cantidad de condenas y crímenes por los cuales fue condenado y por la crueldad de esos crímenes”.

En diálogo con Nuestras Voces Radio, el magistrado consideró que se trata de “un retroceso en materia de derechos humanos gigantesco, porque se borra con el codo las sentencias escritas con la mano y realmente después de un costo de 35 años de esfuerzo de todo un país para llevar a esta gente a juicio”.

Rozanski señaló que el desafío en esta época es “dar marcha atrás en lo que está sucediendo, recuperar el terreno que se ganó durante décadas en la lucha de los organismos de derechos humanos, y no se puede retroceder en eso. Ahora se está retrocediendo, porque se generó un espacio para ese retroceso”.

Pasó en Caput. #NuestrasVocesRadio (mié 19hs)