Distintos dirigentes del peronismo acompañaron a la senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner en la conferencia de prensa que brindó para denunciar el “Estado de excepción“, tras el pedido de desafuero en su contra por parte del juez Claudio Bonadío, además de las detenciones de Carlos Zannini, Luis D’Elía, Fernando Esteche, Héctor Timerman y Yusuff Khalil.

En diálogo con Radio Caput, el diputado nacional Andrés Larroque dijo que su procesamiento en la causa por el memorándum con Irán “estaba en el marco de lo posible con un juez como Bonadío, con una Argentina como la de Mauricio Macri, con un Estado de derecho tan degradado“.

“Sin motivos jurídicos, con móviles absolutamente políticos, hoy nos encontramos con todas estas decisiones”, señaló Larroque, y resaltó que “todo se basa en la denuncia del fiscal Nisman, que es absolutamente descabellada“.

El flamante presidente del bloque de diputados del FPV, Agustín Rossi, aseguró que “hoy no es un buen día para la democracia en la Argentina, porque el ejercicio de la oposición está claramente afectado“, pero aclaró que “uno no puede vivir haciendo política pensando que va a ir preso, sino te inmovilizás”.

“Parece que el presidente no tolera convivir con dirigentes políticos que tengamos una mirada diametralmente distinta de la que tiene él”, señaló Rossi. También dijo que Macri está “atrás y adelante” de la decisión de Bonadío.

Por su parte, Héctor Recalde consideró que hay “un acoso de un grupúsculo de jueces y fiscales funestos del Poder Judicial, que siguen persiguiendo a nuestros compañeros y que se encarnizan fundamentalmente con Cristina Fernández de Kirchner“. “Todo esto es ilegítimo, ilegal e inconstitucional, y viola todos los tratados que puedas mencionar”, apuntó.

Pasó en Caput. #Adelante (Jue 17 hs)