Ana María Careaga, querellante en la megacausa ESMA 3, analizó las sentencias que el miércoles condenaron a perpetua a 29 genocidas y consideró que el fallo “es histórico” por la cantidad víctimas involucradas y el tiempo que duró el proceso.

“En la sala de audiencias estaban muchos de estos represores y algunas personas aplaudieron el ingreso del Tigre Acosta y Astiz”, relató Careaga sobre la jornada, y detalló: “Astiz entró enarbolando un libro del Tata Yofre, ‘Volver a matar’”, esto demuestra que “no sólo no se arrepienten, sino que ratifican su accionar”.

En la megacausa también se juzgó la actuación de los civiles cómplices durante la dictadura y tuvo como resultado la condena de dos pilotos de Prefectura. Sobre las absoluciones consideró que “no correspondían” y destacó los casos de otros dos pilotos desestimados por falta de pruebas y el de Juan Alemann, ex ministro de Hacienda, a quien describió como “el hilo conductor entre el poder económico y la represión al servicio de ese poder económico”.

Miriam Lewin, periodista sobreviviente de la ESMA, también estuvo presente en el proceso. Ella realizó una investigación respecto a los vuelos de la muerte y Careaga consideró que sin ese trabajo “no hubieran sido posibles las condenas”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 12 hs)