En el marco de la convocatoria de las organizaciones sindicales y sociales que rechazó las reformas laboral, tributaria y previsional en el Congreso, Luis Campos, director del observatorio de derecho social de la CTA, y Ana Natalucci, docente universitaria de la UBA e investigadora del CONICET, analizaron el panorama político y sindical argentino.

En diálogo con Mal AconsejadosCampos sostuvo que el acto fue “hecho desde la voluntad de la organización”, por eso “hay algo distinto a las anteriores”. Por su parte, Natalucci consideró que “es un primer intento de oponerse a las propuestas de gobierno que van a modificar la vida de miles de personas”.

Sobre la presencia de los sindicatos en las calles, Campos aseguró que “al gobierno le sirve para reflejarse por oposición: esto es el pasado, nosotros somos el futuro”. Sin embargo, sostuvo que la articulación de los sindicatoses el principio de la resistencia al ajuste”.

En relación a los cambios en las condiciones de trabajo, ambos coincidieron en que muchas veces “se dice que los convenios son viejos y es mentira”. “Les molesta mucho la cantidad de delegados, no la introducción de tecnología”, concluyó Campos.

Pasó en Caput. #MalAconsejados (mié 17hs).