“Macri es parte de la rosca oligárquica que saca provecho de sus posición y de su poder de chantaje”, aseguró el politólogo Edgardo Mocca, y remarcó que el presidente “habla como si nunca hubiera tenido que ver con la Corte Suprema designada por Menem que lo absolvió en una causa de contrabando“.

Mocca subrayó que “hay una esquizofrenia constitutiva en los funcionarios macristas”, donde por un lado “son agresivos” y por el otro “dicen que las cosas van a ir mejor y que van a unir a los argentinos”, pero “todo lo que se ataca pretende agrandar la renta del patrón y disminuir el salario”, y es “la vieja lucha por el excedente”.

Hay un sector de la sociedad ganado por el odio”, resaltó, y apuntó contra los medios de comunicación que “son el corazón del bloque que está en el dominio político del país”, y “son el corazón ideológico de un proyecto, pero no son el proyecto en sí mismo”.

Para Mocca, “el primer punto de la resistencia es no dejarse llevar por la esquizofrenia”, porque el objetivo del oficialismo es “quebrar a toda la parte de la sociedad que mira esto con rabia”.

Sobre el Poder Judicial, consideró que “está involucrado en una red de poder” y si se mira la historia de los jueces federales “está marcada a fuego por una tradición aristocrática“. “En algunos casos sería el mínimo decoro democrático sacar a algunos jueces, pero no es la solución” agregó Mocca, que estuvo de visita en Sobremesa Jurídica.

“La prisión preventiva se ha convertido en una herramienta de chantaje” consideró el politólogo y remarcó: “La arbitrariedad de los jueces denigra el estado de derecho”. “La Constitución Argentina tiene que ser revisada”, concluyó.

Pasó en Caput. #SobremesaJurídica (jue 16hs)