Luego de la denuncia que realizaron CONADU y CTERA ante la UNESCO y la CIDH contra el gobierno argentino por la falta de diálogo, Silvia Almazán, secretaria adjunta de SUTEBA, remarcó que “se quieren acallar voces disidentes”, y apuntó que “el gobierno va definiendo políticas para las agrupaciones sindicales”.

“Como no tuvimos respuesta a nivel nacional, recurrimos a los organismos internacionales”, detalló Almazán sobre la presentación realizada ante la comisión de educación de la UNESCO. “El impacto de las políticas económicas y un progresivo retiro del Estado se reflejan en la realidad de las escuelas”, apuntó.

Según Almazán, este es un gobiernoautoritario” que quiere “concentrar todas las conciencias en una sola posición” y paralelamente existe “un hostigamiento continuo a las organizaciones sindicales y a los dirigentes”. Comentó además que los documentos de organismos de crédito internacional plantean “descalificar a los trabajadores y deslegitimar a las organizaciones sociales”.

“Lo fundamental para fortalecer la democracia es una justicia independiente”, afirmó la secretaria adjunta de SUTEBA y sostuvo: “El Poder Judicial está subsumido a garantizar la política del oficialismo, eso es una situación de riesgo”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vier 12 hs)