La inan lonko de la comunidad mapuche Pillán Mahuiza, Moira Millán, contó que recibe reiteradas amenazas de muerte, y hasta le dejaron en la puerta de la casa “una zorra muerta con evidentes signos de tortura“. “Me dijeron que el próximo cadáver va a ser el mío“.

Las amenazas comenzaron cuando, en un ingreso de la policía a la comunidad mapuche Vuelta del Río, para requisar la quema de la vivienda de uno de sus habitantes, a Moira le tocó palpar a los efectivos, con quienes habían acordado que ingresen sin armas. “Esto generó un malestar. Tal vez se sintieron humillados por mi condición de mujer indígena“, señaló, y explicó que al día siguiente comenzaron las amenazas.

Moira contó que vivió una situación similar en 2009, pero no se sentía “tan desprotegida” como hoy. “Eso podía estar pasando en la provincia, pero tenía algunos organismos, algunas instituciones en las que todavía podía confiar para pedir intervención”, apuntó, y recordó que en ese momento se dispuso “un dispositivo de resguardo que funcionó” a través del Ministerio de Justicia de la Nación.

Hoy me siento por primera vez frente a la latente posibilidad de morir. Hoy no tengo a quien pedirle ayuda. Yo no le puedo pedir al Estado criminal, que está buscando eliminarme, que me cuide”, afirmó, y agregó que sería “un absurdo total” recurrir a la cartera que hoy comanda Germán Garavano: “Me parece totalmente contradictorio pedirle al lobo que cuide a las ovejas“.

La referente mapuche también dijo que en Chubutes más grave robarse una oveja para comer, que desparecer de manera forzada una persona“. “Cada vez que hay una denuncia de abigeato, es impresionante el despliegue militar que desarrollan en las comunidades. La militarización se justifica por eso”, resaltó.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 12hs)