La inan lonko de la comunidad Pillan Mahuiza, Moira Millan, afirmó que el conflicto mapuche en Chubut “es tan terrible que no alcanzan las palabras para describirlo” y que “hay muchas situaciones que por resguardo de la comunidad no se hacen públicas“. “La palabra pesadilla es poco”, sintetizó.

Moira, que es weychafe (guerrera) mapuche, señaló que el gobierno ejerce “terrorismo de Estado”. “Estamos en la antesala de que el Estado, disfrazado de democracia, levante todas las garantías de derechos en este país; y no solo para el pueblo mapuche, sino para todos. Esta es la antesala para que ellos, creando la figura del enemigo interno y un escenario ficticio de subversión, apliquen la ley Antiterrorista e instalen una dictadura disfrazada de democracia”.

“El Estado es uno solo. Todos los poderes responden al verdadero poder que tiene sus oficinas fuera del país“, expresó cuando se le consultó por la actuación del gobierno provincial y municipal, y agregó que hay “presencia de seguridad armada en territorio mapuche apoyado por una logística militar que atenta contra la vida de la comunidad. Todo rodeado por los alambres de Benetton“.

Esta semana fueron incendiadas varias casas en la comunidad Vuelta del Río, cuyos integrantes estuvieron tomando el edificio de la Justicia Federal en Esquel. Moira contó que allí “el Estado argentino deja efectivos de seguridad apostados”. “Estos criminales pagados por el Estado como fuerzas de seguridad han bajado a caballo y han incendiado la casa de Marcelo Calfupan.

“El escenario es sumamente complejo. La lucha del pueblo mapuche no es por la propiedad es la tierra, sino por un modo de vida en la tierra. Este modo de vida resguarda ante todo la vida y se contrapone con los intereses de este sistema y la propiedad privada. Entonces la lucha del pueblo mapuche sale a interpelar al latifundio, a los proyectos extractivistas que detentan el poder y ese ha sido el origen de la desaparición de Santiago Maldonado“, explicó.

Para concluir, Moira expresó: “Acá hay dos mundos confrontados, un mundo capitalista, racial, patriarcal y el mundo mapuche, que busca ante todo la armonía y reciprocidad entre los pueblos y la naturaleza. Y vamos a vencer. Aunque ellos tengan las armas militares, sus aparatos mercenarios de noticias, el poder económico, el político, no van a poder tapar el sol“.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (Lun a Vier 12 hs)