La fábrica textil Kalpakián, que tenía 32 trabajadores despidió a siete de ellos y no les quiere pagar la totalidad de la indemnización. “Queremos que nos paguen y punto. Ya pasaron dos semanas y el bolsillo se empieza a sentir vacío“, señaló el obrero Fernando Ortiz.

Los despidos se dieron hace casi tres semanas, cuando llegó el telegrama que aclaró que eran sin causa. “El motivo que ellos plantean es la crisis que tiene el país”, explicó Ortiz, y recalcó que “la fábrica bajó mucho sus ventas en el último tiempo, entonces tiene que despedir gente para revertir la situación”.

En un primer momento querían darles el 65 por ciento de la indemnización, pero tras la reunión con la Secretaría de Trabajo admitieron que podían estirarse al 85 en cuotas. “Ese porcentaje obviamente no es el que queremos nosotros, pero es lo que ellos están dispuestos a dar”, advirtió el trabajador.

Por ese motivo los obreros cesanteados se manifestaron ayer y hoy en la planta de Kapalkián, a la espera de un ofrecimiento de la empresa no menor al 100 por ciento de la indemnización.

Pasó En Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 12hs)

Compartir