Pedro Bohn, que padece EPOC severo y debe estar conectado 20 horas al día a un concentrador de oxígeno, contó que debe 6700 pesos de luz a Edenor, porque el Poder Ejecutivo no implementa la ley de electrodependientes, que el Congreso de la Nación aprobó en abril por unanimidad. “Este es un penal sin arquero, tienen que patearlo y que entre la pelota”, dijo Pedro.

Pedro contó que pasó de pagar 350 a 700 pesos en un primer momento, pero en mayo la tarifa de luz se fue a 2000 pesos. “Esa es la última que pude pagar, a partir de ahí fue imposible”, explicó, y agregó que esta semana le llegó un aviso de suspensión de suministro por parte de Edenor.

Antes de que la ley sea aprobada, a los electrodependientes igualmente les correspondía el acceso a la tarifa social, algo que el Ministerio de Energía y Minería le negó dos veces a Pedro. Si hay un corte de luz, tampoco obtiene respuestas por parte de Edenor: “Jamás levantaron el teléfono y si llamo soy uno mas del barrio que no tiene luz, no hay ninguna diferencia”.

La ley de electrodependientes, presentada por el diputado Carlos Castagneto, fue aprobada el 27 de abril y prevee, entre otras cosas, la gratuidad de la tarifa eléctrica y proveer de un grupo electrógeno a ese tipo de usuarios. A pesar de que Mauricio Macri promulgó la ley en mayo, el gobierno no avanzó ni siquiera en la creación del Registro Nacional de Electrodependientes.

Pasó en Caput. #AburridosPeligrosos (lun a vie 14hs)