El gremio CONADU, que nuclea a docentes universitarios, logró cerrar un acuerdo salarial con el gobierno nacional tras cinco meses de conflicto. “No es un acuerdo como lo habíamos planteado en un inicio, pero avanzó muchísimo sobre lo propuesto inicialmente”, afirmó el secretario general, Carlos De FeoEl segundo cuatrimestre arrancan normalmente.

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, había intentado imponer un techo salarial del 22 por ciento, pero finalmente cerraron en un 26,6. “Queda claro que los fondos estaban siempre presentes”, aseguró De Feo, y agregó que “la coyuntura electoral” también influyó para que el gobierno ceda.

El gremialista resaltó que las decisiones del macrismo no pretenden “mejorar las condiciones de las universidades o de la educación en general”, sino que responden “a los beneficios políticos que el gobierno cree que su política obtiene con esto”.

¿QUÉ BUSCA EL MACRISMO?

De Feo consideró que, si bien el ajuste salarial lo van a hacer porque “está en el ADN de su política”, el eje central de lo que pretende el gobierno “tiene que ver con el achicamiento del sistema universitario, con la entrega de la mayor porción posible de las actividades universitarias a manos privadas”.

Pasó en Caput. #SiberiaEnCaput (lun a vie 12hs)