Horacio Verbitsky advirtió que “se está ejerciendo un lobby muy fuerte desde la Unión Cívica Radical” para que la Corte Suprema no trate la situación de Milagro Sala, y que Ricardo Gil Lavedra y Ernesto Sanz “prácticamente han montado carpa en el cuarto piso de Tribunales”. También dijo que al gobierno “le salió todo al revés” con la visita del Grupo de Trabajo de la ONU, y denunció que esta apertura de archivos del Episcopado es una “jugada vergonzosa” impulsada por el papa Francisco, que pretende “mejorar la apariencia de la posición de la Iglesia Católica frente a la dictadura”.

El presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) afirmó que “no puede ser que una causa pueda estar en la Corte durante años y que ellos decidan en qué momento tratarla”. “Es un poder casi monárquico el que ejercen”, aseveró.

Verbitsky aseguró que el heho de que  Ricardo Gil Lavedra y Ernesto Sanz “presionen para que no se trate el tema” de Milagro sala  es posible porque “no hay ninguna regulación” y “la Corte puede hacer lo que quiera”.

A pesar de las críticas al poder judicial, Verbitsky dijo que tiene “expectativas” y diferenció a la “Justicia partidista de Jujuy” de los jueces de la Corte Suprema de la Nación, de quienes afirmó que “no son subordinados de un partido político”, aunque recordó que desde el CELS impugnaron los pliegos de Rosatti y Rosenkrantz.

LA VISITA DE LA ONU

El periodista recordó que el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU llegó al país “por invitación del gobierno nacional” tras su pronunciamiento sobre la detención de Milagro Sala. “Los invitaron a partir de una lectura arbitraria y caprichosa, que es que habían tomado esa decisión porque no conocían lo que pasaba en la Argentina”, explicó.

“El perro” aseguró que al gobierno “le salió todo al revés” con el Grupo de Trabajo porque éste “ratificó que su decisión no es apelable” y que “lo único que puede hacer el gobierno al respecto es cumplirla”.

Los miembros del grupo visitaron el penal de “Alto Sufridero” en dos ocasiones durante la semana pasada. “El jueves pasado fueron a ver la cárcel, estuvieron con Milagro, y se quedaron tan alarmados por lo que vieron, que volvieron en forma sorpresiva a la mañana siguiente”, contó.

Verbitsky sostuvo que el gobierno “intentó confundir” tanto a la ONU como a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y que el gobernador Gerardo Morales “pretende que quien no ha vivido los últimos 15 años en Jujuy no puede entender lo que pasa allí, como si fuera otro planeta“.

¿RECONCILIACIÓN CON LA IGLESIA?

El periodista también criticó duramente a la Conferencia Episcopal porque, aunque anunciaron la apertura de los archivos, “lo que ofrecen revelar es apenas unas 3000 cartas” y seguir ocultando la mayoría. “Esto está impulsado por el papa Francisco. Él es el inspirador de esta jugada vergonzosa“, aseguró.

Verbitsky denunció que se pretende “mejorar la apariencia de la posición de la Iglesia Católica frente a la dictadura” y opinó que “se parece mucho a una burla” que se haga “en el mismo momento en que intentan reflotar la teoría de los dos demonios“.

Pasó en Caput. #LaGarcíaRadio (Lun a vie de 13 a 14)